Tú carrito

No has agregado artículos

Cambios de tu cuerpo de los 20 a los 30

La vida te odia a partir de los veintitantos, ¿Qué tan cierta es esa frase? ¿Qué cambios nos esperan en esa década? ¿Qué métodos y hábitos tendremos que tomar o cambiar? Descubramos que cambios tendremos de los 20 a los 30.


El tiempo no perdona


Puedes ejercitarte diario, cuidar tu alimentación, no tener vicios, no trasnochar, dormir tus 8 horas recomendadas, puedes aplicar cada punto que se te ha dado en nuestro blog y podcast y aun así, el paso del tiempo no perdona y los efectos los vas a experimentar durante toda la vida.


No los podemos notar del diario, pero cuando se cumplen los 30 y damos un vistazo atrás comprobamos que en solo una década tu mente, tu piel, tu metabolismo y todo tu organismo han cambiado. Tendrás más experiencia en la vida, pero tu organismo no será el mismo de cuando tenías 20.


Y todos aquellos treintañeros que conoces y te dicen que no te envidian, que no le temas a los años, que no es para tanto y que se llevan de lo mejor con sus treintas, bueno te están mintiendo a ti y a la genética y en gran manera. Pero no es para asustarse ya que podemos sobre llevar y hasta disfrutar de esos años


Cambios a llevar


1.- Bendita memoria que me deja: y no, no tiene nada que ver con tu capacidad intelectual, pero la pérdida de memoria es uno de los cabios que te espera, es algo pequeñito, lento, poco preocupante, pero empieza, el hipocampo, donde almacenas la memoria y tu GPS se empieza a encoger a partir de los 30. Así que empezaras a tener lapsus, olvidaras alguna cita y no recordaras una de cada tantas como se llama esa fruta que parece una estrella y decoran tus tragos. Pero repite: no es grave ni un indicador de que vas a tener Alzheimer.


Igual existen otros factores que ayudan a que esto aumente, como el estrés o la falta de sueño, pero de igual manera tenemos métodos que te ayudaran a que reduzca su frecuencia, la práctica de la meditación o mindfulness, dormir bien, he incluir en la dieta alimentos beneficiosos como nueces o espinacas son buenos hábitos para evitar este problema, así que no agonices.


2.- Tiempos de engorda, aunque no quieras. Tu metabolismo se ralentiza, a un declive de 1%, y todos sabemos que un metabolismo más lento implica menos gasto de calorías en reposo. Y más calorías en reposo significa que comiendo lo mismo engordaras más.


¿Cómo lo evito? Sencillito el ejercicio y la dieta pasan de ser opción a obligación aun mas si te quieres mantener en forma, al igual estudios han demostrado que el café (con moderación), los alimentos termogénicos como el te verde y entrenamientos con intervalos de alta intensidad pueden ayudar a reactivar el metabolismo.


3.- Arrugas enemigas de todos: todos los días nuestra piel nos protege de una bola termonuclear a la que estamos expuestos, sus radiaciones te queman y te matan, y la piel te cuida de ambas y de cientos de agresiones más que existen la piel esta para salvarnos la vida. Pero en algún momento su proceso reparador empieza a fallar. Ya no produce colágeno, elastina y ácido hialurónico por si sola causando que se vuelva menos flexible y de paso a la aparición de las primeras arrugas.


Remediar estos cambios es muy fácil, solo basta con cambiar un poco los hábitos de cuidado en la piel, incluir algunos cosméticos: sérum, contorno de ojos y crema hidratante, además de limpiador, exfoliante y aceite facial.


4.- Los músculos pierden y se pierden: los músculos tienen una capacidad de esfuerzo y recuperación mayor y la densidad ósea es máxima, lo siento, pero con cenar menos no bastara, ahora el ejercicio es aún más necesario. Combinado con fuerza para mantener tonificados los músculos con disciplinas que desarrollen la flexibilidad y mejoren la postura, una buena opción es el yoga o pilates, te será de mucha ayuda.


5.- La resaca es peor que nunca: lo peor que puede pasar a un treintañero son las resacas martillantes contra la vida. Son más duraderas, más pesadas y tardan más en salir. La culpa es que el hígado se vuelve menos eficaz en eliminar el alcohol del cuerpo, se ralentiza con la edad.


Para evitar la resaca, solo hay una solución o bajas el consumo de alcohol o lo evitas totalmente, y es algo que terminaran agradeciendo no solo tu hígado si no tu piel, tu metabolismo, tus neuronas y tu entrenamiento del día siguiente.


No sufras y disfruta


La experiencia de los 20 a los 30 será única, conocerás mejor lo que tu cuerpo y mente necesitan y de lo que son capaces, sabrás escuchar a tu cuerpo, invierte tu tiempo en ti, tu trabajo, estudios tus metas, adquiere más madures y conocimiento de la vida. Mejor aún ocupa el tiempo para Entrenar tu vida.


J.R Sánchez

Forma parte de nuestra comunidad