Tú carrito

No has agregado artículos

¿Todas las grasas son malas?

Después de un día con mil ocupaciones por fin llegó la hora de relajarte un poco, mueres de hambre y estas apunto de disfrutar de tus alimentos cuando llega alguien y te dice “yo que tu no comería eso, tiene mucha grasa”.


Miedo a la grasa


Un pensamiento común es que todas las grasas son malas, y gracias a eso te pasas la vida buscando dietas, remedios, y listas de alimentos que no contengan grasa, es un mal generalizado querer quitar en su totalidad la grasa, pero esto es un gran error ¡deja de hacerlo!


Lo primero que necesitas saber es que debes de consumir grasas ya que tu cuerpo las necesita ¿Por qué? bueno estas son unas de las principales fuentes de energía he incluso algunas ayudan a mantener sano tu corazón, claro que es importante distinguir grasas buenas de malas y ser consciente de la cantidad que consumes.


Grasas buenas y malas


Existen dos tipos de grasas las saturadas conocidas como “malas” y las grasas insaturadas conocidas como “buenas”. Como sucede en casi todo, no es malo que tu dieta contenga grasas, el problema es cuando abusamos de ellas.


Entre las grasas malas, encontramos dos tipos, las saturadas y las trans. Las saturadas aumentan el colesterol malo y las trans además de aumentar el colesterol malo, reducen el bueno, estas son las que debes evitar mayor mente.


¿Dónde encuentras esas grasas saturadas? Principalmente en alimentos de origen animal: la carne (principalmente en la de cerdo y la bovina) productos cárnicos (salchichas, embutidos, grasos) leche entera, derivados lácteos y algunas margarinas. Las grasas trans son las que han alterado químicamente para que los productos se conserven mas tiempo, por lo que son más dañinas, si en las etiquetas de tus alimentos lees “grasas hidrogenadas” ahí las tienes son trans.


En una dieta equilibrada, de unas 2000 kcal, la energía obtenida no debe superar el 30% y debe provenir de grasas “buenas”. Las grasas insaturadas son las que llamamos buenas, ayudan a cuidar tu corazón y son del tipo poliinsaturadas y monoinsaturadas.


Las poliinsaturadas las encuentras en el pescado azul, como el Salmon, las sardinas, el arenque, bonito o atún (todos son ricos en omega 3) algunos aceites vegetales como el de girasol o soja.


Las grasas monoinsaturadas se encuentran, por ejemplo, en el aceite de oliva, de nabina, algunos frutos secos como la nuez de Brasil, en el aguacate.


Forma de reducir el consumo de grasas malas


Acostúmbrate a comprobar el contenido de grasa en las etiquetas de los productos, elige los que tengan un contenido mas bajo de grasa saturada, lo ideal es menos de 3 gramos por ración, sustituye la mantequilla por untables ricos en grasa poliinsaturada u otra opción son los quesos untables light. Pasa a los lácteos desnatados o semi, elige quesos frescos o tiernos en lugar de curados.


Sustituye las carnes grasas y salchichas por cortes magros, pescado y aves sin piel, reemplaza los embutidos grasos por jamón o pavo, consume por lo menos 2-3 veces por semana pescados azules.


Tenemos resuelto este tema de la grasa, ya no te dejes llevar por lo que te digan o lo poco que sabias antes, busca alimentos ricos en grasas buenas, pero modera el consumo y disfruta de los beneficios que estas tienen para ti, saber alimentarte es parte fundamental de: Entrenar tu vida.


J.R Sánchez.

Forma parte de nuestra comunidad